mongoliara hogeitabat (21)

Como estamos hoy de paro de viaje, por el mal tiempo (nieve y frío), ahí tenéis el siguiente.

Mongolia-2

Del precioso lago bajamos a Ulaangom, capital de la provincia de Uvs y que tiene más kilómetros cuadrados que la anterior, 69.000, y menos habitantes, 98.000. Tiene dos grandes lagos, el mayor Uvs-Nuur tiene 3.423km cuadrados y es el más grande de Mongolia, pero solo 12 m de profundidad. Lo más importante de éste, es que supera cinco veces la salinidad del mar y establece el punto más bajo de Mongolia con 759m. Puede parecer un lago muerto, pero la UNESCO mantiene un centro de estudios de su hábitat. Exceptuando los picos y glaciares, es el punto mas frío del país, habiéndose registrado en 1974 los 54 grados bajo cero. Otro lago, el Khyargas tiene 3.328 km. cuadrados.

Con respecto a las comidas, cuando hemos pedido algun plato de carne, nos sorprende comprobar la cantidad de grasa de culo de oveja que consumen, pues con cada pequeño filete de carne ponen otro igual de grasa, que devoran con fruición. Las ovejas, hay que decirlo, tienen detrás, en vez de rabo, una masa colgante de grasa que indica si el animal ha estado bien alimentado o no. En los mercados de ganado, todos los compradores, y algunos que no lo son, palpan concienzudamente estos apéndices, para valorar su categoría, o quizás, para resarcirse de lo que no pueden tocar, y les gustaría.

De Ulaangom seguimos ruta a Khovd que tiene 95.000 habitantes para 75.000 km. cuadrados. Es la capital de una de las provincias mas heterogéneas siendo los Khalkh la mayoría étnica, y esta vez os nombramos a las minorías sólo por curiosidad,  son: Khoton, Kazhak, Uriankhai, Zakhchin, Myangad, Oold y Torguud. Esto son etnias como Dios manda y no las que corren por Europa. Además, aparte de la capital, es uno de los tres aeropuertos nacionales asfaltados. En el resto del país, apartan las ovejas y caballos para aterrizar, y pidiéndoles permiso, pues para algo llevan allí tantas generaciones.

Al Norte de la ciudad quedan los restos de una antigua ciudad amurallada construida sobre 1762, por los manchúes, que una vez conquistaron y gobernaron brutalmente Mongolia. Ocupaba 40.000 m. cuadrados y tenía varios templos. En agosto de 1912, después de diez días de sitio y dos de batallas, los 1.500 soldados chinos que componían la guarnición, fueron aniquilados. El único legado que dejaron los manchurians, que no manchurrianos, son los magníficos árboles de más de 200 años que adornan las calles de Khovd.

Un antiguo monasterio budista edificado en las afueras en 1770, fué , como tantos otros, completamente destruído durante la purga stalinista de 1937. Se reconstruyó y recientemente se trasladó a la ciudad, pero no está activo, más bien hecho una porque.

Sorprende lo cuidado y el buen aspecto exterior que ofrece el teatro dramático, que parece estar como fuera de sitio viendo todo lo que le rodea.

Los bancos son caso aparte, (como en todos los sitios), hay cantidad y no faltan ni en los pueblos mas pequeños, los derroches de medios de que disponen, hay excepciones, contrastan vivamente con la clientela y el entorno, vamos, que ya lo hemos vivido antes.

Bajando de Khovd a Altai nos desviamos para ver unas pinturas rupestres. El mapa y el GPS nos indican 25 km en línea recta desde un pueblo, pero como no tenemos coordenadas, a preguntar. Nos orientan, nos metemos por un valle, encontramos gente, nos dicen que es otro valle al otro lado de unas montañas, las cruzamos, otro valle inmenso, vamos hacia el fondo, no hay nadie. Como son las 14h nos damos la vuelta para ir al pueblo a preguntar y nos paramos en un alto para comer la consabida ensalada. Ya terminando, una moto que se acerca nos parece una aparición en aquellos páramos, le llamamos, le preguntamos y que sí, que íbamos bien antes de volvernos pero que faltaban 15km, le hacemos esperar, recogemos todo y le seguimos, y cuando el se desvió, se paró y nos indicó la pista de la que faltaban unos 10km. Le dimos un par de manzanas y una camiseta y seguimos llegando al poco tiempo. Hay varias yurtas que conforman  un hotelito para dormir, la caseta del guarda y un museíto. Empieza a llover y el guarda monta en el coche para acompañarnos.  Desde el aparcamiento hay una subida de 15 minutos andando hasta la cueva. El recinto es lo mas polvoriento que hemos visto en la vida, salen multitud de palomas, sacamos fotos y salimos corriendo y tosiendo. El polvo es del guano de los pájaros que llevan viviendo allí bastantes mas años que los 15.000 que tienen las pinturas. Se llama Tsenkheriin Agui, la altura es de 15metros y la planta de 12×18 más o menos y las representaciones de ciervos y mamuts prueban que existieron allí en esa época.

Al lado está el segundo monte mas alto del país con 4.362 metros y se puede llegar a su cumbre sin grandes problemas técnicos, sólo con crampones.

De camino a Altai que dista mas de 300km de horribles pistas, decidimos acampar lejos de las mismas y nos dirigimos hacia unos montes rojizos para ocultarnos detrás, hasta cogimos madera para hacer un fuego de campamento. Empezó a soplar un viento fuerte y racheado, y después de dar toda la vuelta al macizo, convinimos en que lo más sensato era cenar y dormir dentro del coche. No se podía ni salir a mear, pues la metralla de arena nos podía producir serios desperfectos. Tanto es así, que las ventanillas del coche se atascaron con la arena. La cena fué frugal, un sobrecito de lomo embuchado, otro de jamón ibérico, algo de fruta, pan y una cerveza, mejor digamos que media, porque el viento la tiró de donde se estaba refrescando y reventó; sólo pudimos salvar parte.

Nos preparamos para dormir. Juanma y Perico delante, con “zorro” polar puesto y un edredón que Juanma compró en Rusia por el frío que pasó alguna noche en el gaviotero. José Ignacio detrás con todo lo que pilló echado por encima y cuatro pares de calcetines puestos. Con todo eso y el “dultze” meneo del viento, a intentar dormir. A las 6h pusimos el coche en marcha para calentarnos un poco, porque fuera hacía 3 grados, y a las 8h estábamos en carretera.

La llanura que atravesamos en 7h calculamos que podía ser tan extensa como todo el país vasco junto, y todo plano.

Pasamos el punto más alto a 2.400 m. con ventisca y los montes ya blancos. Llegamos a Altai a la 17h sin dejar de nevar. Como lo que caía eran copos, dedujimos que estaba nevando “coposamente”, ¿ o no?

Anuncios

~ por juanmaindo en septiembre 5, 2010.

8 comentarios to “mongoliara hogeitabat (21)”

  1. LAS PANORÁMICAS EXTRAORDINARIAS. ¡ SE NOTA EN LAS FOTOS EL FRESQUITO EN EL AMBIENTE ! Y ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO …

  2. Lo del sebo de oveja no resulta nada apetitoso, si os queda todavía jamón y lomo casi que mejor. Fotos, como siempre, excepcionales. Para el frío, calor de pecho ajeno, aunque tenga pelo.
    Un abrazo y feliz ruta.

  3. La verdad que impresiona lo que se ve en las fotos y no menos que nos contéis vuestros menus. Acordaros de aquello que “Allá donde fueres, haz lo que vieres”. Así que cualquier día de estos nos decís que el sebo de cordero es buenísimo. On egin.

  4. Ya os seguimos desde Jaca. Ahora estamos afortunadamente de vacaciones.
    ¡Perico! que no te timen con los billetes, ¡ostiaaaaassss…!
    Igone y Diego

    ¿Donde anda Bea?

  5. Hola amigos,

    Vaya viaje estáis haciendo!! Os estoy siguiendo y leyendo vuestros comentarios. Juanmari, tendrás que organizar una cenita a la vuelta con tus amigos del Dakar para hacernos babear con tus experiencias.

    Un abrazo muy fuerte a todos

    Yves

  6. Hoy me he puesto a ver el día a día completo de vuestras andanzas, me lo he zampado de una sentada y estoy con la cabeza hirviendo de paisajes y de sensaciones. ES MUY BONITO, fresco, contado al alimón para compartir.
    Me ha hecho reir la visión de Juanma debajo, encima, dentro del motor haciendo uno de sus milagros imposibles –claro que me lo creo, le he visto unas cuantas actuaciones prodigiosas, lo mismo te arregla un diente que un frigorífico– y el show de Perico lamiéndose la mancha del pantalón me ha recordado al número suyo haciendo el mono mejor que los monos que tanta gracia hacía por aquella India de hace… 30 años, mamma mía.
    Me encanta ver mi pañuelo rojo de la suerte por esos parajes… bueno, si es que os parece necesario depositarlo en un Ovoo, vale. Pero sólo si es necesario.
    Todo en orden en Narbaitzustan, con un mando en Mongolia y el otro en Milán. Este es el año del tomate, ha habido cantidad como para pintar las lomas de rojo. El Sapaburu Lake sin novedad.
    Nuestro nativo favorito y músico de cabecera, Andrés, y su hijo Jaques mandan muxus. Todos mandamos muxus, montones de muxus!!!

  7. Acabo de enterarme de vuestra aventura y os envío un fuerte abrazo..y un comentario rápido : las ovejas tendrán mucha grasa en el culo, pero el amigo Juan se me ha quedado bastante delgado, que pasó con el? come mas grasa que no te reconozco!!!
    Fernando desde el otro culo del mundo!!

  8. Muy bonitas las fotos , y cuando lleguen por Ulaanbaatar, me dan una llamada para charlar. José, de Gobi Altay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: