mongoliara hogeitazortzi (28)

Mongolia-Ultimo

En Tsetserleg empezó la vuelta a casa. Rodábamos por una pista que nos llevaba hacia el paso de un río. Estaba allí parado un camión enorme de Nomads Travel, que junto con otros tres, habían llegado al ger camp de Karkorín dos días antes. Nos quedamos a curiosear porque había más coches y gente. Nuestra sorpresa fue grande al ver que eran participantes de un carrera Pekín-París. Perico ya nos había comentado que en el año 1907 se celebró esta competición, en la que cada uno contaba con sus propios medios para hacerla, y además, sin coche escoba. En aquella época las noticias la titularon como “la imposible carrera de Pekín a París”, y ésta que estábamos viendo era la cuarta edición.

Participaban 106 coches de época de 22 nacionalidades diferentes. Eran una preciosidad, y en aquel punto debían cruzar el río con 40cm de agua.

El camión estaba preparado para sacar a los que se atascaban, y algunos llevaban una eslinga enrollada en el frente para no perder tiempo, se ve que no era la primera vez, y eso que llevaban solo 5 días de camino desde Pekn. Tenían cámaras rodando el paso del río, y os podéis imaginar quién cruzó cuando le estaban filmando a un coche amarillo ahogado: el Africano. Todos iban vestidos de época, de la del coche, porque había modelos desde los años 10 hasta los 60 más ó menos. Había incluso alguno con llantas de madera. Nosotros sí que pasamos envidia. Perico dice que tiene un Mazda del 70, y a lo mejor otro año, camuflándolo un poco, pues pasa.

Paramos un rato para comer y llamar a Mr. Bata para avisarle de nuestra próxima llegada. Mr. Bata posee una agencia de viajes, y ha sido nuestro consultor para todos los temas relacionados con Mongolia, tanto de recorridos como los referentes al coche, y nos ha atendido siempre amablemente.

Como la tristeza nos estaba invadiendo continuamos la marcha, y así parecía que el viaje continuaba.

Decidimos hacer la última acampada para llegar a media mañana a la capital y no andar con agobios a última hora y de noche. El menú fue: sopa y rissoto con gorgonzola. En el concurso de esa noche, el jurado declaró el premio desierto, porque hubo empate 2-2-1, y si se daban dos premios no nos llegaba para el desayuno.

La llegada a Ulaan Baatar fue horrorosa, sobre todo después de lo vivido hasta aquí. Nos recibió con polvo, contaminación, tráfico intenso, mejor dicho, intensísimo y desordenado, la ciudad ha crecido mucho, y el número de coches mucho más, y de los buenos.

En el mapa nuestro no venía la calle de Bat Tour, pero supusimos que estaría cerca. Seguimos la calle principal y, al llegar a la altura del State Departament Store que Perico conocía, torcimos a la derecha y aparcamos. Llamamos a la oficina, nos salieron a buscar, y resulta que habíamos aparcado a 50 m. de ellos. A eso se llama “olfato locativo”.

Nos reservaron hotel, fuímos, aparcamos el coche con el letrero de “ZARNA” (se vende), y nos quedamos a comer. Después empezamos a llamar a los que se habían interesado por él. Uno nos ofreció poco, otro que no le interesaba, la cocinera de los suízos que venía en media hora. Juanma salió hasta el coche, y un chico le dijo que acababa de ver el cartel, y de llamar a un amigo suyo para que viniera. Mr. Bata estaba retirado, pero envió a su ayudante con un mecánico para revisarlo. Su oferta era mejor. La cocinera dijo que la mejoraba, pero le dijimos que a igualdad de precio, teníamos compromiso con Mr. Bata. Ella argumentaba que había llegado la primera. Al rato llama el empleado de Mr. Bata solicitando el precio final, final, final. Le decimos el nuestro y nos dice que correcto, se queda con él. La cara de la cocinera se quedó lívida, a punto de llorar. Habíamos compartido dos días en Gobi, conocía como funcionaba todo y ya se había hecho a la idea. Nos dió mucha pena.

Aquí se empezó a desmontar el circo mediático que había montado Juanma, y todavía nos llamó el que iba a venir, que llegaba tarde por el tráfico, y le dijimos que ya estaba vendido. Nos ofreció de entrada más que ninguno, pero que ya estaba adjudicado. Todavía por la mañana encontramos una nota en la ventanilla del coche, con su número de teléfono, por si la operación se volvía atrás. Estábamos asombrados.

El día siguiente lo pasamos averiguando billetes de avión recorridos y precios. Visitamos los grandes almacenes del estado, ahora hay otros, pero si no es por las personas, dirías que estás en cualquier país del mundo,  moderno, el mismo género, las mismas marcas, perfumes, ropas deportivas y de vestir etc.

Contactamos después con José Luis, un señor peruano que está viviendo aquí, y trabaja para la Cruz Roja en programas de ayuda para situaciones catastróficas en países en que acontecen, o como prevención de las mismas, del cual ya os hemos hablado A través de él tenemos un conocimiento un poco más completo del país, y sobre todo, de lo que el turista no ve: enfermedades, de los animales y de la gente, cursillos de formación en sanidad a los nómadas,  control de las ayudas, cuantías y formas de reparto, cambios en la forma de pastoreo y en la necesidad de establecer reservas para el invierno, la contaminación de las centrales térmicas y de los combustibles utilizados en los gers, introducción de una agricultura básica como complemento de su dieta etc. etc… La conversación fué muy instructiva y esclarecedora.

Más tarde nos dedicamos a los últimos escritos y a las añoranzas, tratando de estirar un poco los recuerdos que se nos escapan de las manos, y de la cabeza. Tardaremos tiempo en ordenar nuestras ideas. Hasta ahora no hemos hecho sino amontonarlas, las buenas y las malas, y estas últimas las apartaremos cuanto antes, no vaya a ser que contaminen, sería una pena.

Prácticamente damos por finalizado el viaje. Agradecemos el seguimiento y los comentarios que habéis tenido el detalle de mandarnos. La página seguirá abierta y trataremos de incluir pequeños vídeos que hemos ido gravando. Tenemos pensado recopilar todo en un DVD, pero no sabemos si será posible, ya os lo confirmaremos.

Mientras tanto, recibid todo el cariño de estos jubiletas, que leen vuestros comentarios con la misma intensidad que vosotros los nuestros.

Recibid un fuerte abrazo y algunos “muxus”.

Agur eta ikusi arte.

P.D. – Cuando vaciamos el Toyota HDJ-80 de nuestras pertenencias y lo entregamos al comprador, se nos encogió el corazón. Formaba ya una pequeña pero intensa parte de nuestra existencia. En ese  momento pareció que nos  miraba de reojo, y captamos un sutil y sentido “TRAIDORES”, seguido de: “os he servido fielmente durante 21.000km., no os he dado ningún problema, si ha habido alguno es por vuestra culpa , solo habéis recibido de mi satisfacciones, y ahora me abandonáis”.

Y al alejarse, todavía podíamos oír el eco de su sentimiento herido repitiendo: ” TRAIDORES” y que jamás se borrará  de nuestro desagradecido corazón, TRAAAIIIIIDDDOOOOOREEEEESSSSSSSSSSS……………..  se oía en lontananza,  mientras unas reprimidas lágrimas asomaban a nuestros ojos.

Anuncios

~ por juanmaindo en septiembre 20, 2010.

16 comentarios to “mongoliara hogeitazortzi (28)”

  1. QUE PENAAAAAAAA…

    Buen viaje de vuelta.

    Besos

  2. Supongo que es buen final para el que os ha aguantado encima durante mucho tiempo, espero que lo traten bien.
    GRACIAS por haber realizado esta travesía, por narrarla con sutileza, por documentarla y por hacer sentirla un poco nuestra.
    Feliz regreso a casa.
    Abrazos
    Alberto

  3. Al final el Toyota era uno más del grupo…

    Dejar en el coche marcado el camino de vuelta a casa, igual el año que viene se vienen ellos aquí
    Feliz viaje de vuelta
    Un abrazo
    Joseba

  4. Mil millones de gracias por ‘molestaros’ en hacernos participar de vuestra aventura, cómo sabéis lo que nos gusta..!
    Buen viaje de vuelta.

  5. PUES ESTOY A PUNTO DE LLANTO DE VERDAD, ME HABEIS EMOCIONADO Y HECHO SENTIR COMO SI FUERA UNA PARTE DE VUESTRO VIAJE. GRACIAS POR TODO LO QUE ME HABEIS ENSEÑADO Y TAMBIEN POR TODO LO QUE TODAVIA DEBO APRENDER DE VOSOTROS. ESPERO CON IMPACIENCIA ALGO MATERIAL, UN LIBRO, UN DVD, LO QUE SEA QUE ME RECUERDE ESTA AVENTURA COMPARTIDA DESDE LA LEJANIA. AH! Y UN ABUR PARA VUESTRO MAGNIFICO COMPAÑERO DE VIAJE AL QUE HABEIS DADO VIDA PARA PROXIMAS AVENTURAS, AUNQUE SIN VOSOTROS LA COSA SERA DISTINTA. UN ABRAZO A LOS TRES Y FELIZ REGRESO A CASA ADEUUUUUUUUUUUU I ABURRRRRRRRR

  6. Enhorabuena; LO HABEIS CONSEGUIDO.
    Gracias: NOS HABEIS TENIDO TENSOS Y EXPECTANTES.
    Atentos: ¿DE VERDAD ESTAIS YA ORGANIZANDO EL SIGUIENTE?
    Mis deseos: buen viaje “de vuelta”. El de ida se acabo.
    Un fuerte abrazo.

  7. MONGOLIAKO AIZEAK

    No me lo podía imaginar. De pronto, deciden hacerme un chequeo,
    me llevan por el paseo nuevo diciendo no sé que cosas de tres
    jubilados que pasarán tres meses por ahí. Se despiden de todos y
    SORPRESA! se dan cuenta de que el chequeo no fué del todo bien.
    Me diagnostican un “catarro” y me llevan de nuevo al “doctor”
    No respira bien, dijo. Le repararé el sistema respiratorio.
    Se refería al aire acondicionado.
    Bien, creo que podrá viajar con vosotros.
    ¡Cuánto agradecí esas palabras!.
    Por el camino, me hicieron disfrutar de lo lindo, me trataban
    estupendamente, tomaba del mejor gasoleo, hasta regateaban al
    conseguirlo, incluso me repararon el escape.
    Ya os han contado la mayoría de las peripecias, fotos, videos…
    Os diré que una de las veces que más disfruté fué cuando el
    AFRICANO, así lo llaman a veces, me dijo…
    Eh! TOYOTA, hay que sacar a ésos del agua.
    Dicho y hecho, cables, cuerdas, cosas… y el “cacharro” aquel
    ¡hala!, fuera del agua.
    Un poco de celos ya pasé cuando les oí hablar de un land-rover
    e incluso de un camión… creo que ruso. Nuevos planes…
    Después de innumerables aventuras que seguro os contarán,
    de repente, se les cruzó el cable y, buscaron alguien para quedarse conmigo. Creo que hubo bastantes ofertas, modestia aparte. Tenían que volver a casa, yo, NO.
    Pues bien, el día que se fueron, esto no lo saben, os imaginaréis
    mi tristeza, apareció un charco de agua justo debajo de mí,
    mi nuevo colega se mosqueó con locura pensando en “la mierda de
    trasto” que le habían dejado, se me acercó y consiguió ver que mis
    ojos (focos) eran los que la hacían brotar.
    Me abrió el capó y dijo…
    No te preocupes TOYOTA te voy a llevar a un chequeo, creo que
    condensa el aire acondicionado.
    Qué contento me puse… aire acondicionado reparado – igual a largo viaje. Cuando quieras lo hacemos, le dije, conozco muy bien
    EL CAMINO DE VUELTA. EZ ZAIT AAZTUKO.

  8. Maravilloso viaje, espectaculares fotografías y narración de lujo. Aun así, imagino que habréis dejado muchas anécdotas, historias y reflexiones en el tintero, que debido a la “estrechez” del formato han tenido que quedarse fuera. ¿Os habéis planteado la posibilidad de contar vuestra historia, con fotos, en un libro? Yo os animo a ello. A mi me encantaría tenerlo sobre papel.
    Un saludo muy grande a los 3 “jubilados”.

  9. ¡Ondo segi!
    Que nos veremos sanos y salvos..

  10. ESPERO QUE HAYAN TENIDO UN BUEN RETORNO. ME QUEDE CON LAS GANAS DE CAMBIAR MI “PRADO” POR SU “TOYOTA” PERO ASI ES, SI NO TOMAS DESICIONES AL INSTANTE DESPUES TE ARREPIENTES, BUENO ESPERO QUE ESTEN BIEN Y EN SUS CASAS COMIENDO JAMON SERRANO , YO SIGO POR MONGOLIA CON LOS VIAJES Y COMIENDO SOPA DE CORDERO TODOS LOS DIAS . SALUDOS Y MIL MIL GRACIAS POR LAS MEDICINAS .
    JL.

  11. Esto se avisa antes, P. & company. Ahora tenemos que seguir la aventura en diferido. Que sea la última vez ¿porque habrá más, no?.

  12. Qué maravilla Juanma, cómo sabes disfrutar y qué bien te lo montas..¿no querrás compañía joven y dinámica en el próximo viaje?. Te acompañaría encantada.. en fin, que me gustó mucho verte.. aunque no tuvimos tiempo de contarnos “batallitas”.. La próxima..
    besoos!

  13. Hola, estupendo viaje que habéis hecho.
    Al oiros el otro dia en Radio Euskadi con Roge me habéis despertado las ganas de viajar al Este.
    Una pregunta : ¿al entrar en Mongolia u otro país, os pidieron el carnet de passage del vehículo?
    Si me podéis dar algun número de móvil, me gustaría también haceros unas cuantas preguntas “técnicas”.
    A la semana siguiente de vosotros pasé yo también por el programa de Roge contando mi viaje en moto de México a Ushuaia.

  14. Enviado el 23/11/2010 a las 5:23 pm

    Mis amigos viajeros, el fin de semana estuvimos con Fernando- Agustina (Argentinos), Eli-Aleck (Catalán, Kazako) y nosotros Marcela y yo (colombianos) y los recordamos. De ahí que me puse a buscar el link de sus viajes hasta que después de un buen rato lo encontré. Les mando recuerdos y repito lo que dijo Fernando en su nota, fué una noche expléndida. De paso les confirmo que si no hubiésemos secuestrado su mesa todo hubiese sido más dificil. Por nuestro lado estamos planeando nuestro próximo viaje con los ninos, será al Almaty Lake y seguro compraremos una mesa. Lo que sí será complicado es encontrarse de nuevo con un trío de vascos o por lo menos personas que hablen nuestro castellano. En estas tierras de Asia Central es muyyyyyyy poco probable.
    Saludos y recuerdos desde Kazakhstan,
    Cesar

  15. Hello…
    How are you doing?
    I`m Saeedeh (Iran. Isfahan). Do you remember?
    My Internet had a problem and I couldn`t connect to Internet. My high school started and my exam too. I told about you to my friend. They like see you. I wrote letter for you befor but you didn`t answer . Where are you? I thought you come back to your country but I saw your photo in another country. My mom like see your family. If you like please send a photo of them for me. I look forward to hearing from you.
    Yours faithfully
    Saeedeh

  16. Feliz año per tutti. Días atrás no me tocó ni un céntimo en la lotería pero tuve la oportunidad de viajar un poco. Fue una agradable presentación de fotografías en casa de “el Africano” (para algo me tiene que valer el parentesco). Volví a ver templos, mezquitas y palacios; dinosaurios (y no lo digo por los tres viajeros); crucé rios, tragé polvo y dormí en yurtas; sentí la arena fina del Gobi; corrí junto a coches de otra época…
    ¡En fin! fué todo un lujo.
    No se si debería haber contado todo esto pero dicho está. Es lo que nos queda al resto de mortales, disfrutar de una experiencia ajena pero cercana. Espero que les pique el gusanillo y que nos vuelvan a poner, una vez más, los dientes largos.
    Saludos
    Alberto (Asturies)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: