afrikara bi (2)

                                        

                                                     el “GRAN ROVER”

Esta vez me han bautizado como “GRAN ROVER” por ser uno de los raros especímenes de este modelo que todavía circulan, y mis compañeros han tenido la genial idea de querer  viajar otra vez por las pistas afrikanas, para ponernos a prueba los tres. Ya os contaremos las incidencias.

La mañana del día de la salida salió fresca pero espléndida. Mis compañeros de viaje se habían citado con sus amigos en el Paseo Nuevo hacia las doce. Fuímos con antelación, me colocaron junto a la escultura de Oteiza y comenzaron a llegar. Me tocaban, miraban mi cuadro de mandos, las palancas de cambio, el GPS, el radiocasete con montón de cintas y el ambiente general que se respiraba en mi interior, y les daban sus parabienes. Yo me encontraba muy ufano, no en vano el día anterior me habían sometido a una limpieza exhaustiva, ni me lo creía, en la gloria después de tantos años de inactividad, y con mis mejores galas.

Nos sacaron fotos, nos hicieron regalos, hasta nos dieron boinas para regalar en un pequeño pueblo de Senegal donde los hombres las usan, besos, abrazos y más besos, nos despedimos y arrancamos. Al poco rato nos tuvimos que parar para soltar un bote que llevábamos amarrado y arrastras. En Villabona fuimos a repostar. Me abrieron el depósito y noté algo raro. Faltaba la rudeza habitual de los empleados. Miré por el espejo retrovisor y “tate”, ahí estaba la diferencia: me estaba suministrando el combustible una muchacha que por lo visto era amiga de ellos de algún otro viaje. Qué delicadeza de servicio, con qué ojos me miraba, creo que hasta me sonrojé. Me pareció que le llamaban Nekane, y no dejó de sonreir todo el rato. Era muy simpática, y al poco rato nos despedimos.

Después de pasar Vitoria paramos en una típica e indecente área de descanso y empezaron a revisarme por todos los lados. Lo primero que vieron fue un charquito de aceite en el suelo, pero es que ya no podía más. Tenía ganas de vomitar, muchas. Desde que me hicieron las revisiones no me encontraba bien. No sabría decir qué me pasaba , pero en mi interior algo no estaba correcto, lo sentía. Hasta éste día me habían dado pequeños paseos y soportaba el malestar, pero cuando salimos definitivamente, la acumulación de km., hizo que el malestar lo hiciese en igual medida y ya no pude más, la náusea me llegó hasta arriba, pero el hueco para vomitar era pequeño y me conformé con irme vaciando a base de escupitajos, y la lié, parda pero la lié.

Mis compañeros se agacharon, miraron mis bajos y yo creí morir. Estaba todo pringado de aceite y goteando, me limpiaron un poco con papel para ver de dónde escupía el aceite, pero era casi imposible ver nada. Se metieron debajo y comprobaron los tornillos pero estaban prietos. Al abrir la puerta de atrás vieron que la misma, los cristales, rueda de repuesto y hasta la parrilla estaban pringados de aceite.

Llamaron a Antonio, nuestro contacto en Burgos, y nos dijo que iba carretera a Madrid con urgencia, pero que Juan, su mecánico, estaba en el taller y que fuésemos. El pueblo es insignificante: Brieva de Juarros. Llegamos al taller, se metió debajo y comprobó que yo estaba escupiendo por el rebosadero de una de las cajas de cambio, y cuando quitó el tapón de llenado tiré como medio litro de aceite. No puedo explicar lo tranquilo que me quedé.

Mirad: yo tengo dos cajas de cambio. La primera, la grande tiene todas las velocidades y la reductora, y la otra, la pequeña, guarda lo que los ingleses llaman “ OVER DRIVE “, y aquí en España es la “SUPERDIRECTA “, y alarga todas las otras velocidades. Pues en ésta pequeña estaba el fallo, se conoce que le habían metido aceite de más y claro, yo no podía digerirlo y se me indigestó.

Después Juan me limpió todos los bajos con agua a presión, y nos marchamos a hacer unos km. para comprobar. Al volver, no había perdido ni una gota de aceite. ¡¡ Ufffff ¡! Dijimos los cuatro.

Cenamos y pasamos la noche en un hotel. Por la mañana volvimos donde Juan, el mecánico rumano, para que me pusiese a punto el motor porque hacía mucho ruído. Con el motor en marcha fue moviendo y probando la bomba de inyección. Qué manos tiene el chico, y sobre todo qué oído. Lo dejó redondo que da gusto oírlo. Antonio que llegó de Madrid a las 3 ½ a.m.,y que viaja mucho por Africa, se quedó con ganas de venir

Salimos para el Sur y tratamos de llegar hasta Málaga, donde un amigo les ha prestado una preciosa casa en la serranía de Ronda. Llegamos a las once de la noche y el guarda que estaba avisado, nos estaba esperando. Debieron de hacer una frugal cena porque se acostaron enseguida. Habían conducido doce horas para hacer 900 km. Yo en cambio llegué como una rosa.

Por la mañana me vaciaron entero, ordenaron cajas y contenidos, rotularon todo, me volvieron a cargar, lavaron mi puerta trasera, y los llevé a Casares, pueblo blanco en las laderas de la sierra. Por la tarde se pusieron a escribir, pero el netbook por lo visto no estaba bien configurado, dicen, y cuando intentaban mandar el escrito, se les borró todo.

Nos quedamos un día más. Contactaron con un chico de aquí y con la ayuda de J.R. actualizaron el aparato, volvieron a escribirlo de nuevo y mandaron todo. Además nos pareció que el día de Noche Vieja no es el más adecuado para hacer carretera.

F E L I Z   2 0 1 2  URTE BERRI ON

 

 

                       

Anuncios

~ por juanmaindo en diciembre 31, 2011.

8 comentarios to “afrikara bi (2)”

  1. URTE BERRI ON 2012 JUANMA, PEDRO & GRAN ROVER !!! ONDO PASA , ONDO IBILI !

    ” Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos.”
    F. Pessoa (1888-1935) Poeta portugués.

  2. Esta feo eso de mirar los bajos pero si ha sido por una buena razón ¡ea!
    Supongo que estaréis a punto de entrar en tierra africanas y deseo que EL GRAN ROVER os pasee con acierto a lo largo de este periplo y que seáis, los tres, la envidia del lugar. Me emociona verme en alguna de las fotos de la salida, todo un honor.
    Compañeros, abrid ventanillas y que el aire os lleve plácidos por este viaje.

  3. Juanma, Periko, Urte berri on !!!
    Despues de ver la etapa del Dakar por la tele y verle a Facundo, ahora me toca un poco de vuestra aventura
    Saludos y buena ruta
    Alex, Inma y Natxo

  4. Tengo un amigo “serer” que dice que les digáis a las chicas guapas, YAU YAI YIGGEN !
    Bueno bikote! voy a hacer $ con los putos yankees para que a la siguiente me llevéis… Ondo ibili eta sorte on!!

    man, peru lataddu mangui dem.

  5. Venga Gran Rover, que tú puedes…. aunque lleves una “carga” muy pero que muy pesada. Ah! y no estes triste, que seguro que nos vemos a la vuelta…..Ji Ji.
    URTEBERRION HIRUREI !!!!!!

  6. Joer que susto cuando he leído lo del aceite….
    Menos mal que se ha solucionado.
    Ánimo bikote, eta urte berri on!!!!

  7. Saludos Pedro y compañia, un placer volver a teneros en ruta y leer vuestras crónicas. Desde la distancia, entre todos empujaremos un poco al Gran Rover en su camino hacia el sur. Ya nos contaréis
    A disfrutar !!
    Ricar

  8. Vaya,vaya, q tiemblen los sureños. Empieza bien la aventura del Rover, pero una cosa os digo amigos: si el notebook que lleváis es el de Pedrolas, preparaos porque es muy rebelde el tío. A ver donde pilláis un técnico de informática por Senegal…..ejjjeje, ondo pasa!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: