afrikara lau (4)

AL YADIDA

Al llegar, en las afueras de la ciudad, nos sorprendió ver un chico haciéndonos gestos de parar y agitando unas llaves. Pensamos que serían para abrir las cuevas de Ali Baba, pero dudando de tanta generosidad seguimos adelante, y claro, había más hombres con sus manojos de llaves. Luego nos enteramos de que es la forma que tienen de alquilar apartamentos de forma extraoficial, pero como viajamos con el nuestro sobre ruedas, nos fuímos al camping que estaba lleno de furgonetas de todo tipo, llenas a su vez de jubilados europeos,además, jubilados hace mucho tiempo. Llegó a la vez que nosotros un bicicletero americano que va a Ciudad del Cabo.

Cogimos el camino de la playa, enorme, pero como está en el centro de la ciudad, en verano está a tope, ahora había gente a caballo. Al fondo se encuentra el puerto y la parte más importante: la Ciudadela Portuguesa, desde donde durante 250 años controlaron toda ésta costa. Las murallas se encuentran en perfecto estado, y protegieron a sus ocupantes hasta 1769 en que el Mohammed de turno ( el III ), los expulsó, y la ciudad comenzó a crecer fuera de sus muros. Está protegida por la UNESCO.

A la entrada hay una pequeña iglesia católica, de la Asunción, y en el centro de la fortaleza se encuentra la Cisterna, el antiguo depósito de agua de la ciudad, perfectamente conservado y de visita obligada. Mantienen un poco de agua para que se reflejen los arcos y bóvedas iluminados por la luz que entrando por la ventana circular central, se reparte muy fotogénicamente, y ahí os va un ejemplo. Orson Welles rodó aquí escenas para la película OTHELLO en 1952.

De las dos torres de la muralla, una se llama Bastión de S. Sebastián. Por qué será que las fortalezas, batallas, barcos de guerra, etc… se ponen bajo la advocación de vírgenes y santos, cuando se van a dedicar a repartir ostias por doquier. ¿ Será porque la cruz tiene forma de espada, o la espada de cruz y les da lo mismo ir con una que con otra ?, ¿ o con una en cada mano?. Misterios de la fe.

Los musulmanes fueron más prácticos; cogieron el faro de la fortaleza, y lo convirtieron en el alminar de la mezquita adyacente, toma ya.

Como era la primera noche en el gaviotero, estrenamos sábana, y no se moverá hasta el final del viaje, no sea que se encoja al lavarla.

Por la mañana cogimos el camino de la costa, muy cambiante entre arrecifes, dunas y cultivos. El tomate y la fresa están en plena producción, pero están igual todo el año, o sea, que ya sabéis de dónde son las fresas que véis en invierno; por cierto: están buenísimas. Algunas huertas llegan hasta el mar, pues han sabido cultivar las mediotierra-duna, y les vale cualquier sitio para plantar. Lo que les pasa es que aquí no hay subvenciones ni paro agrario. Ruta entretenida.

Al pasar por Safi paramos para conocer un poco de su famosa cerámica, fuímos al fuerte, de factura portuguesa por supuesto, y que ahora es Museo de Cerámica. Estaba cerrado, era martes, día de limpieza, dijeron, y hacían ademán de barrer: muy expresivos. Nos metimos un poco por la Medina y luego fuímos a ver trabajar a los alfareros; qué condiciones, qué agujeros, barro, polvo, oscuro y qué será cuando llueva. Al acercarnos a los hornos vimos que eran las ruínas de los antiguos, ahora utilizan de gas, algo es algo.

Acercándonos a Essaouira empezaron a aparecer puestecitos en la orilla de la carretera ofreciendo aceite de “ argán “. Son árboles autóctonos que se dan sólo en esta zona costera, y que ha sido usado de siempre por sus habitantes. Es como un almendruco, quitas la cáscara verde, rompes el hueso y de la semilla de dentro se saca el aceite. Hasta los años 90 no apareció el listo de turno que empezó a comercializarlo. Es el más caro del mundo, se usa para cosmético y para cocinar, pero serán Subijana y Cia. quien los utilice, porque a 120 euros/l. ya nos diréis. Debe de ser como el agua de Lourdes: cura todo, pero siempre que tengas fé, claro.

Essaouira es una ciudad pues sobrepasa los 100.000 habitantes, pero todo el encanto está en el puerto pesquero, los astilleros de barcos de madera, y sobre todo en la vida y en el comercio dentro de su recinto de murallas almenadas. Es conocida desde el tiempo de los cartagineses, pero en el siglo xvì llegaron los que ya os imagináis, nuestros vecinos, le llamaron Mogador y se dedicaron a lo que tanta afición tenían, a fortificarla. Pero llegó nuestro amigo el Mohammed, el de antes, el lll, y les dio suela a mediados del siglo XVlll. El nombre y la fisonomía actuales se conservan desde entonces, y además añadió la Medina y la Mezquita: para algo era musulmán.

El puerto fue la vida de la ciudad debido al comercio entre el Africa negra, Europa y Sudamérica hasta que los franceses, siempre tan delicados ellos, se llevaron todo a Casablanca. La ciudad recuperó la fama de dos maneras. La primera por la película Othello de Orson Welles como hemos dicho antes, que fue rodada aquí casi por entero, y la segunda por su descubrimiento en la época hippy. El turismo es hoy en día quizá el capítulo más importante de su economía.

Hay una parte junto a la muralla que da al mar, con algunos edificios caídos, y donde vimos una sinagoga. Nos dijeron que era el barrio judío, en declive desde la emigración al Estado de Israel. Entre lo sórdido y sucio de la zona, lo tétrico de algunas callejas y lo lóbrego de los túneles, salimos no digo corriendo, pero si rapiditos, y eso que era de día.

Dentro de la Medina hay una zona dedicada a las aves de corral, sin turistas. Desde que eliges el pollo vivo, lo cogen, le cortan el cuello, lo desangran,lo escaldan, lo despluman, lo limpian, lo trocean a tu gusto y te lo envuelven , no pasan cinco minutos. Estuvimos pensando en hacer un video , pero concluímos en que no tendría muchos fans. La falta de turistas se comprende.

En el astillero, donde metimos un poco las narices, nos dijo uno de los jefes que nos fue enseñando el proceso, que tardan un año en hacer cada barco, pero el ojo técnico de esta pareja descubrió que la parte superior del tronco de delante ( proa ), y la unión de éste con el de abajo (quilla ), los forran de acero inolvidable, y bien hecho , por cierto. Se van modernizando.

La playa no es un lugar idílico para tomar el sol, porque el viento sopla verano e invierno, y si no, que le pregunten al Africano que salió de chicarrón del Norte y agarró un frío a la garganta de cuidado.

Por la mañana nos costó un huevo y la mitad de otro el colgar Afrika iru. Se ve que la señal se movía con el viento. Y bueno, basta ya que nos vamos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

~ por juanmaindo en enero 7, 2012.

7 comentarios to “afrikara lau (4)”

  1. Aupa pareja!!!
    me tenéis enganchado a vuestro viaje y vuestra manera de narrarlo.
    Cuidaros y disfrutar de Africa.

  2. aaaiiiinnnnn…..!
    No puedo dejar de repetirlo: QUÉ ENVIDIA…!!!

    No decís nada del Gran Rover así que imagino que desde aquella vomitona va perfecto, no?

    Salud!

  3. Siguiéndoos desde el sur de la India. Si tuviéramos la habilidad vuestra para los textos y las fotos os haríamos la competencia. Un enorme saludo desde Hampi Karnataka

  4. Me llega el olor a especias….
    De Essaouira recuerdo el azul y el blanco, los barcos en el muelle dentro y fuera del agua, almendros y olivos, el olor a sardinas asadas y langostas a la parrilla (barato antaño), la fortaleza, su larga playa, la tranquilidad por sus callejuelas y sobre todo la madera, la raíz de olivo trabajada de mil y una maneras y su particular aroma.
    Sobre el aceite de Argán añadir que otro producto snob más por el que se paga muchísimo y cobran poquísimo las mujeres que se dedican a elaborarlo. Reivindico un buen oliva virgen exxxxxxtra.
    Bikote, bidai ona.
    Alberto

    “Los viajes son en la juventud una parte de la educación y en la vejez una parte de la experiencia”

  5. ¿ y os habeis comido todo lo que aperece en las fotos ?

  6. Kaixo Juanma y cía:
    Desde el número 30 de San Pedro seguimos con interés vuestro periplo, ya que entre otras cosas nos está haciendo recordar maravillosamente algunos lugares que recorrimos en tiempos pasados.
    Esta familia os envía un fuerte abrazo y buen 2012.
    !Que los astros os sean propicios!
    Seguimos en contacto

  7. ¡Qué fotos tan bonitas! ¡Qué envidia de ver esos lugares!
    Mucho ánimo (que ya lo tenéis) y un abrazo muy fuerte, Pedro.
    Mariola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: