afrikara zazpi (7)

                                         U N A  L E C C I O N  D E  F R A N C E S

A partir de aquí no es que tengamos que cruzar un desierto, sino que todo es desierto, y vayas donde vayas no hay escapatoria. Los próximos  más de 1000 km. serán de una monotonía abrumadora, solamente los cactus y las costas proporcionan un relajo para la vista. El paisaje es duro.

          A la vista de los enormes campos cultivados de chumberas, llenas de higos, y algunos ya escasos árboles de argán, Perico bajó para sacar alguna foto, y de paso coger unos higos. Como ya estaba escarmentado de cogerlos con la mano, los cogió con su pañuelo y los dejó en el coche. Aunque lo sacudió para quitarle los pinchos, estuvo dos días sonándose  la nariz como los pastores, con dos dedos.

          La carretera atraviesa la población de Guelmin, en medio de una llanura roja, las casas son del mismo color. Nos llama la atención ver los primeros turbantes tuareg, pero son reminiscencias de un antiguo mercado de camellos al que acudían los nómadas, que dejó de existir hace algunos años, pero como lo cruzamos en sábado, día de mercado, comprobamos que todavía existe, pero es uno más. Se  sigue  vendiendo como feria tuareg y vimos algunos turistas. Algo parecido nos pasó hace años recorriendo en moto el interior del país, Ouarzazate, Zagora y la carretera del valle del Draa que termina en Mhamid, donde hay un cartel que dice: ” desde aquí, 55 días en camello a Tombouctú”. Pasamos noche en tienda de campaña en las dunas, para ir al día siguiente a Tagounite, donde la guía situaba un mercado de camellos. Pues bien, es la mayor concentración de burros que hemos visto en nuestra vida, y de camellos, ni uno.

           La siguiente población fue Tan Tan. La ciudad ha crecido mucho como en todo el territorio saharaui, aunque la mitad de las casas están vacías. Son las maniobras de Hassan II de cara a un posible referendun. La cruzamos para ir a la zona de Tan Tan Playa, más turístico,  más agradable y fresco que el pueblo.

          Pues bien, aquí  tuvimos una tesitura. En la salida del pueblo, en una plaza circular que desemboca en una calle ancha, estaba plantado un cartel de stop pero escrito sólo en árabe, cuando en todo el país está en inglés y árabe. Perico conducía y frenó pero no del todo porque no había tráfico, y ninguno de los dos se fijó en la señal. Al salir a la carretera, la poli, y a aparcar. La negociación nos llevó una hora.

          Ya estaba parado un coche español con cinco chicos de Senegal que hablaban castellano, y que nos pusieron al tanto. A continuación pararon a dos autocaravanas francesas, con dos parejas mayores, y después a más coches.

“ Bon yug mesié”, nos saluda el gendarme en perfecto francés.

“ Bonyur” ,contestamos nosotros en menos perfecto gabacho.

“ La documentación, sil vu plé, e vu nave pa gespeté la señalización de stop”.

“ Qué señalización ni qué ostias, si il ni a pas la segnal  de stop”.

“Ui, pagce que la segnal  il y ave uit esquinas, et elle e pinté en blanc e gouge, come in tu le monde.”

“ Pardon, me en elle ne pone pa la palabra stop, e in tu le Maroc il figure avec les dos idioms, stop ce internacional.”

“ Ce nest pa mon problema. Je dit a la municipalité de changeg la signal, me mientgas tanto, je debé de feg cumplig la lua.”

Nosotros tratábamos de tocarle la fibra sensible diciéndole que habíamos atravesado todo Marruecos sin problemas, y que era una tontería lo sucedido, y nos dice:

“ Ui, ui, vus avé tgavegsé tu le Magoc  san problema, pego habéis agivé a Tan Tan,” y pegando una mano contra la otra nos suelta: “ e ici a Tan Tan: tantan, a payé.”

“Pues nu somes a la retret, e nus ne tenems pa dinero pur payer les 700 dirhams ( 70 € ).

        A todo esto nos dejan  de lado  junto a los senegaleses que tampoco querían pagar, y atacan a los franceses. Estos montan en cólera, protestan, chillan , gesticulan y asistimos al espectáculo durante media hora. Al final pagan los 1400 Drh., y firman el papel. A continuación se va uno a la señal, saca fotos ,y vuelve diciendo que les va a denunciar, porque la señal no es legal. El poli le pide que le enseñe las fotos, y cuando el Sr. se confía, le agarra la cámara y empiezan a pelearse por ella. Al final se la quita.

“ Uy que cabgon, sil a pgene las fotos avec  nus” dice el poli al verse en las fotos.” Il e integdit , quité, quité “. Y trata de borrarlas.

         Una de las Sras. le dice al poli que le conoce a la cocinera de la familia del Rey, y que le va a mandar una carta de queja para que tome cartas en el asunto. Se va a enterar.

“ Me la sopla,” contesta el poli en correcto francés.

         A Juanma le manda al coche por protestar, “ alé, alé, alé a la vuatug. Y luego a Perico.

         Al rato viene el poli riéndose, y nos dice: “miga, miga, mucho  pgotestag y figman donde geconocen  quelles na pas gespeté la signal.

Y Perico le dice: “ eso cest trampa, parce ques la letre petit.”

“ Clago, hay que leeg la letge petit, pego se han puesto negviosos, y entonces piegden  los papiegs.”

Y Juanma le da unas palmadas en la espalda, suaves, y en voz baja y como dándole la razón, le dice: “Es que les francés ils tien tres mal perder.”

“ Ce vge, ce vge, o la la, mal pegdeg, mal pegdeg. Osí en futbol, donde esté el  Bagcelon…..”

          Y en plan cómplice le ofrecemos 300 Drh. sin hacer papeles, y le comentamos al oído: 

¿“ vus eté tus les yugs  ici avec  le misme problem”?

“ No, tus les jugs no, soleman quelques, mes se tges integesan de ecutég les agguments de la gent poug ne payeg.”

Y Perico que estaba al volante, le pone la mano en el hombro y le dice en plan compadre: “E mesié , vus eté un pe cabroncete ¿ no ?” y le contesta:

“ Ui, Ui, lo que vu vulé, pego me lo paso teta, e come vus eté simpatiques, no les voy a cobgag gien. Alé, alé, pagté e bon voyage.

         Pensamos que esta conversación de alto nivel con un agente de la autoridad, le puede servir a nuestra amiga Mariola, profesora de idiomas, como ejemplo para motivar a sus alumnos para hacer una tesis doctoral sobre un tema tan serio y controvertido, como es :” La aplicación de las sanciones a las infracciones de circulación en un país musulmán “. Pero en francés, claro.

“ o gevuag “, nos despidió el poli.

         Después nos hemos encontrado varias veces con los franceses, y nos hemos reído del espectáculo que se montó. Ya, pero ellos pagaron y nosotros no. Esperemos que la suerte continue.                        

                                                                                           INSHALA

 

 

 

Anuncios

~ por juanmaindo en enero 15, 2012.

4 comentarios to “afrikara zazpi (7)”

  1. No se ve que llevéis mala vida: haciendo amigos, regateando por la pesca, un poquito de playa, equilibrios por los acantilados, un poquito de fruta (espinosa pero fruta)…
    Si sobra arena cargad un poco que creo que Ondarreta anda escasa.
    E si vus ave fe une infrasion, malereusemen, il fo peye. Lautorité se lautorité.
    Bon voyage, camarades.( رحلة جيدة، والأصدقاء)

    Lo que embellece al desierto es que en alguna parte esconde un pozo de agua.
    (Antoine de Saint-Exupery)

  2. PUES YO QUE VOSOTROS, ME GANABA UN DINERILLO HACIENDO LA ESQUINA DEL STOP DE TAN TAN COMO INTERPRETE DE INCAUTOS.

  3. Bueno, ¡cómo me he reído! es GENIAL. SÍ sí, ¡claro q lo tendré en cuenta! las nuevas metodologías de lingüística y pedagogía no tienen nada q hacer al lado de vuestra experiencia 🙂
    Sois geniales, seguid bien y ¡qué fotos tan bonitas! Un gran abrazo

  4. Diplomacia en estado puro. Sorros, sorros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: