afrikara bederatzi (9)

 FRONTERA

Llegaron sobre las 9,30 h. Se quejaban de las fronteras del año pasado, pero esto supera todo lo imaginable. Hay mucho camionero, se agolpan en las ventanillas para meter sus papeles, el concepto de cola es relativo. Las ventanas son grandes, pero sólo las abren diez cm. para que no les entre el calor, trabaja uno y varios más descansan.

          Entre pasaportes, impresos , inmigración, aduanas, registro, cadó por aquí, diez € por allá; que no, puñetas, que están en la retraite etc…, y esto sólo para salir. Tardaron casi cuatro horas sólo para cumplimentar todo.

          Por fin dejaron la frontera marroquí y entraron en la tierra de nadie, hasta llegar a la mauritana. Esta es una zona que nadie se imagina que exista. Son un par de kms. desérticos con pistas que se cruzan, unas de arena, otras de piedra, horriblemente malas, y por donde pasan todos los vehículos, incluído trailers, muy muy muy despacio, porque realmente no son pistas, sino caminos sobre la misma roca de la montaña, con subidas y bajadas cortas, pero profundas. Todo esto discurre en medio de las carcasas de fotocopiadoras, chasis de vehículos abandonados y desguazados, piratas y contrabandistas que los compran y venden allí mismo, para luego pasar la frontera por donde no haya control, y meter los coches ilegalmente.

          En el hotel Barbas coincidieron con un madrileño, Manu, que iba de vacaciones a reunirse con su mujer que es mauritana. Venía detrás de ellos y se metió en una pista de arena muy fina que el Gran Rover pasó,  pero pararon para ver si les seguía. Se había atascado. No había nadie alrededor, pero de pronto empezaron a llegar ocho o diez personas con turbante negro que, como buitres, silenciosamente, se agacharon a su alrededor. Si les pides ayuda, tienes que pagar lo que te pidan, o esperar a algún generoso que te ayude. Se dieron la vuelta, amarraron la cuerda, y marcha atrás lo fueron sacando. Los buitres desaparecieron tan silenciosamente como llegaron, y continuaron juntos hasta la frontera mauritana.

          Hace unos pocos años, esta tierra de nadie tenía unos treinta kms. de ancho. Sólo se podía cruzar dos días a la semana, martes y viernes. En Dakhla se formaba un convoy con todos los que querían pasar, y se recorrían con protección militar los 450 kms., hasta un descampado junto a la frontera , donde se pasaba la noche. Por la mañana te devolvían el pasaporte y te dejaban a tu buena suerte para llegar al puesto mauritano. Los coches iban y venían hasta que poco a poco se iban juntando todos, y existía el riesgo de pisar alguna mina oculta, ya que otras quedaban a la vista por haberse movido la arena con el viento, y la verdad, aquellos cilindros negros impresionaban, y más si había restos de algún coche. Al final se llegaba ya de noche a Noadibou. Todo esto ya pasó, y se ha mejorado, pero no mucho.

          En la frontera mauritana, se ofrecen enseguida “ secretarios”, que por una cantidad a negociar, te van llevando de oficina en oficina, llenan los impresos y se ocupan de los trámites. Cuando llegaron al control del visado, último trámite, dice el poli: “ vaya, pasaportes españoles”, como si fuese normal que algo no estuviese bien. Inmediatamente les dice: ” el visado está caducado. Voy a consultar, esperen ahí”. Después de dos horas les llaman y les explican cómo funciona el visado. Por si no lo entendían, llamaron a un Sr. que hablaba muy bien español, muy educado, y que fué haciendo de intermediario entre sus argumentos y los de ellos. Le pidieron si les podían hacer un permiso de tránsito de tres días para cruzar el país, y que no. Llamaron a la embajada a Madrid, y no cogían el teléfono. Le llama el jefe  a un soldado, y le manda que les acompañe de vuelta a la puerta de entrada, y a la puñetera calle. El trato fue siempre correcto.

          Al salir de allí, cruzaron de nuevo la tierra de nadie y les toca de nuevo la marroquí, pero al revés. Es más estricta  porque no se fían nada de los mauritanos, les dicen que tienen que pasar el scanner, y vienen con un perro.  Pensaron que tenían el buen humor de llamarle scanner al chucho, pero ¡ qué va ! Después del perro les tocó pasar por un pabellón donde un camión Volvo, con un equipo impresionante escanea todos los vehículos que pasan por allí.

          Los polis marroquís se extrañaban, pero no mucho, porque dicen que con esos vecinos puede pasar de todo. Les contaron sus penas y uno se quita la gorra y , usándola como pañuelo, hace ademán de secarse las lagrimas . Y se reía.

          Total, carretera y al Barbas , a contarle la aventura al Manolo, barajar posibilidades y …. Mañana será otro dia, porque Juanma está dispuesto a romper todo.

          En el visado pone: “ duración de la estancia  un mes con salidas y estancias múltiples . Válido a partir del 29 de noviembre de 2011”. Nosotros llegamos el dia 12 de enero.

          Hablaron con la embajada de Mauritania en Madrid y el que hace los pasaportes les dice que, como son dos meses entre llegar y la estancia, tienen todavía 15 dias útiles. Ante sus dudas les pasa con la señora consejera del embajador a la que le plantearon lo siguiente:  visado par 15 dias ¿ son 15 dias par llegar y 15 para permanecer ? y ¿ visado para 2 meses son 2 meses para llegar y 2 meses de estancia ? Ahí le entró la duda a la señora y comentó que quizás deberían revisar la redacción del visado, pero les aconsejó hacer uno nuevo. Dijo que si le hubieran llamado desde la frontera lo habría podido solucionar. Lo habían hecho, pero no les cogían el teléfono.

          La policía de la frontera dice que llegando antes del mes se dispone de otro mes desde la fecha del sello de la frontera. En el consulado español de Nouadibou opinan que se dispone solo de un mes desde la fecha de expedición para todo. En el nuevo visado de Las Palmas les dicen que es para tres meses totales desde la fecha de expedición. Total , que se hicieron la picha un lío.

          Por la mañana, Manolo llamó a sus contactos, vuelos, frecuencias, y ahora había que decidir donde hacer el visado: Rabat, Madrid  o Las Palmas. Hay vuelos los lunes y los viernes de Las Palmas a Dakhla, con vuelta en el dia, solo que sale de Las Palmas al mediodía y regresa por la tarde. Así fueron revisando todo.

          Volvieron a Dakhla ( 370 km. ) sin parar, y llegaron al aeropuerto a las 16:30. El avión que venía de Canarias todavía no había llegado, y tenía plazas disponibles. Era viernes, y si lo cogían, quizás les hiciesen el visado el lunes por la mañana y podían volver por la tarde. Ahí es donde cogieron la bolsa de aseo, pagaron 6 euros a un guarda para que vigilase el Gran Rover 3 noches y se fueron a todo correr. Casi ni se despidieron  de su amigo. ¡Qué desconsideración!

          En el aeropuerto, un saharaui que esperaba al avión, les dio una buena dirección de un hotel sencillo en la misma calle del consulado mauritano.  Ninguno de los dos conocían Las Palmas, y el fin de semana les dio tiempo a hacer alguna cena rica de pescado,  a aprender la historia de todos los viajes de Colón , ver la parte antigua, catedral etc… porque el Museo de Arte  Moderno estaba cambiando la exposición. Les dejaron ver el edificio por dentro.

          Lunes a las 9 en el consulado. Que se los hacían por la mañana, los visados, y los podían recoger a las 14:00 horas . Fueron a la Agencia de los vuelos dirección Dakhla , y les dice la encargada que es mejor tener primero el pasaporte y luego coger el billete por si acaso en la misma ventanilla del aeropuerto. El vuelo es a las 14:30 y hay que estar dos horas antes en el aeropuerto. Eran las 11 de la mañana y quedaban 5 plazas de un avión de 19. Se presentan en el consulado a las 11:30  y a las 11:45 les dan el visado. Salen corriendo para el avión y cuando llegan les dicen que solo queda una plaza y les ponen en lista de espera  , pues otra más está comprometida con un señor que vuela todos los lunes a última hora. A las 14:15 cierra el vuelo… y les dan las 2 plazas. ¡¡¡ Ufffffff !!!

          Volaban dos señoras españolas que trabajan en una compañía exportadora de pescado, tenían que llegar a Noadibou el lunes al mediodía.  No les hicieron el visado el viernes por llegar a las 12:45 y tuvieron que esperar como nosotros hasta el lunes. Les propusieron llevarles hasta el hotel Barbas, donde llegarían sobre las 21:30, y un taxista que tenían avisado les llevaría por la mañana para cruzar la frontera y seguir su ruta. Les pareció bien la idea. Para no parar , compraron ellas algo para comer en una tienda, sacaron ellos un sobre de lomo embuchado y otro de queso Idiazabal, y así, amigablemente, fueron haciendo el camino.

          Manolo les recibió a ellos con abrazos y a ellas con sendos besos.  Eso es favoritismo. Nos invitó a cenar, nos sacó discretamente una botella de vino que le habían regalado, y departimos con excelente humor hasta la medianoche.

          Por la mañana salieron todos pitando. Delante el taxista a paso lento para esperarles y al llegar  a la frontera, les pide los  pasaportes, se ocupa de rellenar los papeles, se mete en todas las oficinas por la puerta trasera y mientras le esperan, los polis marroquís les saludan y les preguntan que cómo lo han hecho para tener el visado nuevo en tres días, porque Rabat está a 2500 kilometros. No les miraron nada y en poco más de dos horas pasaron las dos fronteras. Se despedieron de sus amigas con el propósito de que la relación continúe, faltaría más. Les dieron el teléfono de Marcelo, marido de una de ellas  que vive en Nouakchot, un tio encantador y resabiado después de los años que lleva allí. Se hospedaron en el hotel Emirna  donde cenaron juntos con Norberto, el gerente también español  que les hizo una paella de pollo con verduras para chuparse los dedos. Sacaron de la bodega del Gran Rover una botella de Rioja Reserva que deleitó a todos.

          Atravesaron Mauritania por la carretera de los secuestros con un control policial cada 40 km.. Lo hicieron a toda pastilla , es un decir, y se plantaron en la frontera de Senegal por la ruta de los contrabandistas , pista horrorosa y polvorienta donde las haya de 90 km. de recorrido , durante el cual hubo un intento de despistarles y desviarles del  camino correcto  , no saben con qué fin, pero se lo imaginan,  por parte de unos mauritanos. Fue una escapada seria.

 “Si algo puede salir mal, ellos son capaces de arreglarlo “. Esto es justo lo contrario a las famosas Leyes de Murphy.

~ por juanmaindo en enero 20, 2012.

6 comentarios to “afrikara bederatzi (9)”

  1. Qué pasa Juanma! Estás perdiendo facultades!?
    Où était le capitaine?

    Os llegaron los retenes?

    😉

    Abrazos!

  2. Menuda peripecia con los papeles…..historias así son las que le quitan a uno las ganas de salir de casa.
    Impresiona ver las fotos del camión por la pista y los coches calcinados ¿¿¿ y las impresoras,que hacen ahí???
    Ánimo pareja buen viaje y cuidar al Gran Rover 😉

  3. El alma en vilo leyendo la “aventura ¿?”.

    Besos a todos.

  4. Con este guión, el escenario y la chatarra “espacial”, ponemos unos romanos, ovnis y un par de extraterrestres, alguna chica Almodovar, unos zombies y… ¡Ya tenemos peli”
    Suponemos que la “nave nodriza” está funcionando bien y por lo que parece a los tripulantes tampoco les va muy mal así que:
    ¡¡¡¡¡MÁS MADERA!!!!!
    (Aquí tierra esperando nuevas y emocionantes noticias, cambio)

    “Yo no viajo para ir a alguna parte, sino por ir. Por el hecho de viajar. La cuestión es moverse”.
    Robert Louis Stevenson (1850-1894)

  5. J’espère que les problèmes de papiers sont terminés et que vous passez d’agréables journées tous les Trois!!!!
    Bises Muriel

  6. Lunes tarde en el trabajo y yo devorando toda esta aventura de papeles y de historias mas dignas de un detective mafioso o un falsificador que de unos aventureros vascos, pero que fotos !!!!!!!!!!!!!! y qué envidia en el fondo. Sois magníficos con mayúsculas, qué ganas de aventura y de vivir. Gracias por dejarnos compartir este viaje, que más que aventura parece una película de Bogart y Bacall. Un abrazote a todos aunque yo sólo conozca a Pedro, que no Almodovar,pero como ha dicho un seguidor del viaje , casi que el mismo Pedro no se lo creeria. Chauuuuuuuuuuuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: