afrikara hamaika (11)

GRAN ROVER – II

¡ Puñetas ! Vaya rollo de fin de semana que me pegué. Durante el dia aún había movimiento, veía pasar a mis congéneres, tan viejos o más que yo. Conservan su dignidad pero un motor de 6 cilindros siempre te da un empaque y un estilo inconfundible, vamos, que te da clase.

Por la noche siempre estaba solo. De vez en cuando, el guarda que me pusieron se daba una vuelta, me miraba por todos los lados y a veces hasta me tocaba con una suavidad, que daba a entender que realmente me apreciaba, figuraros que me sonrojé en alguna ocasión.

La cuestión es que el lunes por la tarde, por fin oigo que llega el avión y les veo que se acercan. Me fijo mejor y , ¡ no te fastidia !, que venían con dos chicas estupendas. Después de la rabia que me dio que me abandonasen, resulta que encima se habían ido a ligar. Cargan sus equipajes en el coche y quieren arrancar enseguida. Me negué y empecé a protestar. ¡ ggggggrrrrrrrr !   Fijaros lo fuerte que lo hice que me oyeron. Se bajaron y empezaron a mirar por si había algún perro debajo, dieron vueltas para un lado y para otro, y al no ver nada se dieron cuenta que era yo. Entonces me dijeron callandito, que tenían un pequeño regalo para mi. Me serené un poco y arrancamos.

Fuimos a una gasolinera, me llenaron los depósitos, y me compraron un aceite muy denso, SAE 50 que, mezclado con el habitual que me ponen dicen que me va a ir muy bien. Me decían suavemente al oído: ¡ Ya verás cómo te gusta , porque el otro es un poquito ligero para tu potencia, necesitas algo acorde con tu complexión! Yo quise agradecerles el detalle , y para que se diesen cuenta les guiñé un ojo. ¡ Qué fatalidad ! Un muelle del ojo izquierdo se rompió y se me cayó el faro. ¡ Qué rabia ! Pero menos mal que estas cosas no les asustan, y con un par de aros de goma que llevan, los míticos “perikos “, y un poco de cinta americana, me lo pusieron en su sitio. ( faltaría más ). Eso si , me dijeron que para otra ocasión, sólo puedo guiñar con el otro ojo, y con cuidado.

Cuando oscureció un poco, hicieron los cuatro una merienda ligera sobre la marcha y no pararon hasta el Barbas. Yo,  que cuando las ví ya les había bautizado como Thelma y Louise, oí que les llamaban Tella y Mónica. Mis compañeros les llenaron la cabeza de viajes y aventuras, y no me extrañaría que cualquier dia se agencien un Jeep y se vayan a correr mundo. Estos tios son capaces de comerle el seso a cualquiera y no tienen en cuenta que ellas tienen responsabilidades muy serias,

Cuando llegamos al Barbas ya no les seguí el hilo. Estaba un poco cansado, pero a una de ellas le oí decir que el viaje le había parecido muy cómodo, pues ni siquiera le dolía la espalda, Yo, en conjunto, soy un poco espartano, pero en comodidad …..no me gana nadie.

Como me despierto pronto por la mañana para chequear mis niveles y desperezarme, les vi bajar a las chicas, alegres , descansadas y le dieron dos besos a Manolo . ¿ Sabéis lo que hicieron mis compañeros? Ponerse a la cola ya que ellos no iban a ser menos.¡ Caramba con los jubilados ! Salimos todos juntos para la frontera donde se despidieron.

Anuncios

~ por juanmaindo en enero 25, 2012.

2 comentarios to “afrikara hamaika (11)”

  1. Consejo de una catalana. No les quites el ojo de encima!!!!!!!!!!!Vaya morro que gastan. Te abandonan a tu suerte, se lian con chicas de buen ver, quieren todo y a cambio que? Ya te digo. No te conformes con un poquito de aceite, que ellos bien se aprovechan de ti. Parecen el estado español, que piden mucho pero que dan poco.Bromas aparte chicos, qué fotos más bonitas, qué lujazo de teneros por enviados especiales. Un besazo. ¡Ah! Me olvidaba, mañana os daré el resultado del Barça-Madrid de hoy Adeuuuuuuuu

  2. A modo de “los autos locos” el Rocomóvil(G. R.) conducido por los hermanos Macana, se ha visto seducido al paso del Compact Pussycat a bordo del cual van las Penélope Glamour, estas dos chicas de las que nos hablas. ¡Qué frágil es la carne! y qué barato se paga el cariño que les das.
    El aceite, de Argán como poco.
    Por cierto, eso de “… ver bajar a las chicas alegres…” puede que le falte una coma.
    No habéis dicho nada de los dulces que os dejé para el viaje, espero que os gustaran y supongo que a África no llegarían.
    Otra vez más un 10 a las fotos (las reseñas literarias no se quedan atrás).
    Ondo pasa.

    “Los viajes son como los libros, se inician con cierta incertidumbre y se finalizan con nostalgia.” (anónimo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: