afrikara hogeitairu (23)

YA QUEDA MENOS

         Desde Sangha hasta Bandiagara, y  directos a Koro para cruzar la frontera hacia Burkina. Los trámites simples y rápidos, sendas barracas a los lados de la pista, amables, cordiales, como si les hubiesen advertido que iban. La verdad es que mirando sus libros, hacía tres días que habían pasado unos franceses. Se interesaron por su viaje, pero no les correspondieron como debían. No se mueve nadie por carretera, y en esa área menos.

          Pararon en Ouahigouya para pasar la noche, y en la misma puerta del hotel estaba uno de los Land Rover decrépitos, el español, al que el Gran Rover miraba con lástima. No es para menos: era como un pedazo de historia con las ruedas desinfladas.

          Querían conocer Bani que tiene siete mezquitas de adobe. Tenían dos rutas, una asfaltada y otra de laterita. Adivinar en menos de dos segundos la que eligieron. ¡¡ Bingo !!  Se fueron por la guarra. Como el día anterior todo fue pista, pues por un poco más de polvo, qué más da. Había otra razón añadida: la pista  cruza de lado a lado la zona conflictiva con los Tuareg, y querían comprobar si había tantos miles de refugiados como dicen las teles, tanto la de Burkina como de Francia  o España. ¿Sabéis cuántos vieron ? ¡¡ Tachaaaaaaaannnn !! Ni uno.  Además, para más Inri, pararon en un pueblo intermedio, Djibo, porque había mercado. Qué gozada de caras y de atuendos. Los Peul destacan por su aspecto aniñado, por sus sombreros cónicos, sus caras delicadas de nariz fina, los morros tatuados de azul de sus mujeres y los abalorios que cuelgan de sus peinados. Los Tuareg por su altura, por sus vestimentas flotantes, sus exagerados turbantes de azul índigo, su fiereza en la mirada, su caminar altanero conduciendo a sus camellos de la brida, y encima acceden gustosos a posar para una foto. Era una exposición, no un mercado.

          Cuando llegaron a Dori, el polvo mezclado con el sudor, formaba ya una costra contra la que se doblaban las trompetas de los mosquitos picadores. Vamos, que estaban asquerosos. Fueron a pasar aire por dentro del coche y las pertenencias, agua y jabón por fuera, y a continuación se pusieron a remojo. Están convencidos que viajando sin puertas no entraría más polvo.

          Por la mañana en Bani fueron a recorrer las mezquitas. La grande medio en ruínas, y de las otras sólo se libra una restaurada a medias. Las demás son ruína total. Forman parte del archivo ruinoso- artístico de la Unesco. Aquí también están esperando ayudas para conservar, es decir, para conservarse bien gordos y rollizos todos los que reciben el dinero, pero como los que tienen que currar son otros que no cobran, pues tampoco curran. Así nos va, y les va.

          Todas las carreteras están llenas de carteles de propaganda de proyectos, cooperaciones, estudios, programas etc…de todos los pelajes, con ayudas de muchos países y también de la Comunidad  Europea. Nunca ponen la fecha de  inicio de las actividades, aunque a veces pone el plazo para llevarlas a cabo. Tal es el caso del nuevo museo de la música de Ouaga, cuyo plazo de ejecución era de 18 meses. Se construye con financiación del Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Se empezó en el 2008 y está sin terminar y en ruína total ( se acabó el dinero, vamos, que se lo llevaron ). Fueron al museo viejo y conservatorio, cochambroso edificio de tres pisos con un entorno indecente. El museo ocupa una sala de 4×5 m. con pocas piezas pero auténticas es decir, auténticas mierdas pinchadas en una flauta. La entrada cuesta 1000 F ( 1´5 € ), y la visita duró dos minutos.

          Anteriormente estuvieron en el Museo Nacional. Tres edificios separados pequeños  y pretenciosos, también 1000 F., funcionarios variados también gordos y apáticos. Visita de 3m. en cada uno, y eso que Perico estiraba un poco la visita leyendo los carteles, que es lo único que había, porque las fotos eran horrendas, y es que le daba vergüenza el medio minuto que invertía Juanma.

          Antes de Ouaga entraron a comer en un restaurante con buena pinta, en el que había coches aparcados de todas esas organizaciones de programas etc… Unicef incluído. Pensaron que sería alguna conferencia, pero qué va, estaban comiendo y luego se fueron todos a la siesta a meditar; no saben si juntos o por separado. El más joven 55 años, y la más flaca 85 kg. El coche más barato 50.000 €. Estas eran las cabezas pensantes y también comientes y meditantes, porque de currantes no tenían mucha pinta.

          Cuando vemos a alguien herido o infectado les decimos que vayan al hospital, pero no van porque no pueden pagarlo, se paga todo. Tienen una duda: eso de la ayuda contra las fístulas en el Sahel, ¿ en qué consistirá ?, ¿ sacarán fotos de las fístulas para su estudio y posterior archivo ?, o ¿ irán por los poblados rajándoles sobre la marcha, tirita y a correr ?, ¿ les darán la consabida patada y se ahorran foto y bisturí ?. Porque quizá les pongan una enfermera danesa muy rubia a cada  uno para ayudarles a sentarse. También puede ser.

          De Ouaga carretera a Benin, pero se desviaron a otra zona para visitar a la mujer de un amigo africano conocido de Juanma. Dieron con ella, les llevó a su casa, les presentó a sus dos hijas, tomar un café, foto paquí, foto pallá, y a la carretera camino a Kupela, sí, como suena: KUPELA.

          Otra cosa, aquí las carreteras tienen peaje. Por ej., de Dori a Ouaga hay 260 km. y se paga 1€ . También se paga por trozos según a los pueblos que vayas. Esto sí que es un peaje aceptable, ya que 1L. de gasoil cuesta 0´95 €.

          Benin ya está en el punto de mira, el paisaje va cambiando y la humedad del aire también, se está volviendo muy sofocante.

~ por juanmaindo en febrero 20, 2012.

3 comentarios to “afrikara hogeitairu (23)”

  1. Resulta decepcionante comprobar como, en muchas ocasiones, nos ablandan aquí las carnes con este o aquel proyecto para que en el mejor de los casos, se quede en simples intenciones. No pongo en duda de que haya mucha gente que lo esté haciendo bien pero que seguro ni tiene ni necesita de grandes carteles, impresionantes vehículos ni la música de una gran orquesta para ponerse a funcionar.
    Volviendo a tierra, me gustan esas mezquitas por fuera y por dentro y me disgusta que haya flautas mal colocadas cuando yo tengo el mejor de los sitios para alguna. No sobraría una…
    A esa chica no se le habrá puesto así el pelo al veros antes del remojo ¿eh?
    Y que es eso de “ya queda menos”.¡ Menos para qué! no estaréis pensando en rajaros ya. G. R. pon orden en ese caos. Creo que eres el “motor” que mejor funciona.

    “No estoy interesado en recoger las migajas de la compasión lanzadas desde la mesa de alguien que se considera mi amo. Quiero el menú completo de los derechos”. (Obispo Desmond Tutu)

  2. Vuestro testimonio es mucho mas real que las cifras y los reportajes artísticos que distraen al personal de la realidad de esta parte del mundo. Hace muchos años que colaboro con una ONG en Africa para mirar de erradicar la malaria y construir algún que otro centro para ayuda a la infancia, en fin, no se qué se hace con mi dinero, pero tampoco puedo creer que no sirva para algo. Mientras tanto nos vamos tranquilizando la conciencia. No quiero que se acabe este viaje porfa! un besazo i adeuuuuuuuuuuu

  3. Jolines……….. impresionante. Me encanta cada nueva publicación vuestra.
    Seguir……
    Buen Viaje !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: