bibemdun bila hamar (10)

LA CASAMANCE

Ayer dormimos en Kolda capital de la Alta Casamance habitada principalmente por los peul. Hoy hemos viajado hacia el oeste para dedicarnos a conocer un poco la Baja y Media Casamance con su capital de Ziguinchor poblada mayoritariamente por los diola. Por el camino hemos sido testigos de los numerosos controles militares y policiales que no nos han molestado para nada pero si que paraban a los nativos. Todavía queda el resquemor y las precauciones después de los episodios independentistas de esta región que quiere ser soberana sin estar sometida al yugo senegales.

La Casamance es una región muy peculiar dentro de la división que se hizo de Africa en los tiempos de la descolonización. Rodeada al norte por Gambia (angloparlante), al sur por Guinea Bissau(antigua colonia portuguesa) y al este por otras regiones de Senegal, no solamente es diferente geográficamente sino que étnicamente también lo es. Los diola (mayoría) son racialmente diferentes con su propia lengua y con su cultura muy diferente a la del norte de Senegal. Hay un gran componente de población animista muy ligada en sus costumbres a la naturaleza y menos influenciada por la cultura occidental.

La Casamance es rica en producción de arroz y frutas como el mango, la papaya, banana, etc. Su territorio es netamente diferente del resto de Senegal predominando las selvas con árboles de gran envergadura como los baobabs, ceibas, etc. Existen extensiones de manglares algunos de reciente creación lo que nos ambienta ya en un clima tropical. Las playas son de arena muy fina y de longitudes inmensas.

Por el camino hemos tenido ocasión de presenciar una procesión con gente disfrazada de monstruos y filas de niñas ataviadas con sayos y cuerdas atadas al cuello. Se trataba de la fiesta de la iniciación en la que una treintena de niñas tenían que someterse a las órdenes de los disfrazados para reconocer que asumían su papel tradicional dentro de la cultura diola. Mientras los jóvenes las dirigían blandiendo palos en sus manos y tañendo unos tambores de piel de cabra, los “monstruos” hacían chasquear sus machetes de hierro y amenazaban a las niñas si no se sometían a sus órdenes golpeándoles en sus hombros con la parte plana del machete. Nada que pareciese violento, pero si bien dramatizado. Los niños iniciados, sin embargo, no son sometidos a estas prácticas pero sí pasan una temporada en los “bushes” del bosque donde son circuncidados para estar preparados para su madurez. En esta parte de la Casamance no se practica la ablación clitórica en las niñas aunque más al Este todavía es común el hacerlo.

Otra actividad que hemos presenciado ha sido la producción de sal para consumo humano y animal. Se coge arenas y cenizas que se colocan en sacos filtrantes sobre los que se vierte agua que arrastra los minerales. El agua es entonces hervida durante horas hasta que se evapora resultando una sal blanca y muy buena según dicen estos que la han probado.

La llegada a la costa oeste del país ha sido un regalo para los tres. Yo ahora descansare un par de días trotando por los alrededores  y seguro que Juanma y Leon van a andar más tranquilos.

Ayer estuvieron hablando un rato con cuatro senegaleses muy curiosos pues uno era del Bierzo, otro extremeño, otro andaluz y el otro canario. Les contaron que están aquí haciendo carreteras para que los vehículos no meneemos tanto el esqueleto y no chupemos tanto polvo. Tiene trabajo para rato. Hoy en cambio en Djembering se han encontrado con un bosquecillo de arboles de dimensiones descomunales. Me sentían un cochecito de juguete al lado de aquellas moles. Lo curioso es que  entre aquellos arboles había un restaurante llamado Sujuwass que exhibía con orgullo por razones independentistas una estelada catalana y un “euskal presoak eta iheslariak etxera”.

El baño en el mar para quitar mugre, la brocheta de pescado y la cervecita “Gacelle” les ha sacado por el momento de su ansia por el BIBENDUM BILA.009 020 023 024 027 030 035 037 038 043 053 055 065 077 080 090 102 106 111 112 116 124

Anuncios

~ por juanmaindo en abril 27, 2015.

5 comentarios to “bibemdun bila hamar (10)”

  1. Lastoko estalitako pertsonaia hori gogoratzen dio Caponata oiloari, telebistan botatzen zuten zerbait noiz, bi kanal zeudenean soilik, gogoratzen dudala uste dut.
    El contraste colorista entre el paisaje y las vestimenta de las mujeres me parece muy cautivador.
    A ver cuando me encontráis algo relacionado con el pan…
    Después de baño, brocheta y garagardoa y mientras se hace esperar el Bibendum Bila podéis pensar eneu KODACKUM BILA.
    Besarkada haundi bat.
    Alberto.

    Una persona no puede descubrir nuevos océanos si no tiene valor suficiente para perder de vista la orilla. André Cide.

  2. Un placer enorme haber compartido unos minutos con vosotros, mucha suerte en lo que os queda de viaje y que la vida os siga deparando muchas aventuras, un saludo del Senegales Andaluz.

    • Como nos arregleis tan bien las carreteras vamos a tener que ir a otro pais para que haya un poco de emocion al salirnos del tolé

  3. Un placer haber conocido a estos aventureros y gracias por acordarse de nosotros, un saludo del Senegales del Bierzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: