bibemdun bila hamabi (12)

Bibendum bila team calling to the world. Here we are again. Tres días escondidos sin noticias es mucho o es poco? Todavia no lo sabemos. El ritmo de acontecimientos cuando se sale de la rutina es vertiginoso. Hemos viajado por el oeste de la Casamance . Carreteras buenas, carreteras malas, pistas buenas , pistas muy malas. Policias buenos (no perdón, ¡que lapsus!) policías malos. Me han hecho parar docenas de veces por cualquier motivo incluso para saludarnos.  Otras veces por nuestra seguridad. La inmensa mayoría para pedir algo. Estos que me acompañan van a acabar “tocaos” con el síndrome de “control pólice”. Senegal es así. Gambia mucho peor. Me han pedido el triangulo a mi cuando he visto cientos de vehículos averiados arreglando en el mismo centro de la carretera. Leon se ha divertido-sufrido en sus relaciones con la poli. A su petición de enseñarles el triangulo ha respondido enseñándoles el extintor de incendios y todo ha quedado resuelto. A su petición de mostrarles el carnet de conducir les ha preguntado si el del conductor o el del copiloto y nos han dejado ir sin problemas. Ante su insistencia por multarnos con 3.000 “katxarros” senegaleses por no llevar  el equipaje atado con el cinturón de seguridad, le ha contestado que el Sr Toyota (o sea, Yo) no esta equipado con cinturones de seguridad para las bolsas de los asientos traseros y además se ha tomado la licencia de decirle en  perfecto castellano-cervantino que se vaya “a tomar por el culo”, a lo cual el poli ha respondido con una sonrisa y un gesto de que podíamos seguir. Pero el colmo ha sido en la siguiente parada donde la conversación ha sido así:

Poli: Tengo que multarle por no llevar el cinturón de seguridad.

Leon: Perdone Sr. Policia pero sufro una deficiencia aórtica que me impide utilizar dicho cinturón.

Poli: Le entiendo perfectamente porque un familiar mío tiene la misma dolencia y el doctor le ha hecho un certificado para librarle de vestir el cinturón. Así que le recomiendo que haga Ud. lo mismo.

Leon: No se preocupe, en el próximo viaje vendré con el Certificado porque tengo un amigo en Donosti que se apellida Gereka y seguro que me lo hace.

Entre tanto y haciendo slalom por las infinitas barricadas gambianas hechas con ruedas viejas o troncos de palmera le hemos dado una pasada rápida a este pequeño país de Gambia donde lo único reseñable ha sido nuestro encuentro con unas mujeres ahumadoras de pescado y nuestra estancia en un “Resort Ecologico” situado a lado del fin del mundo, que el olfato del afrikano detectó no sabemos cómo. Allí, esta pareja de listillos fueron agasajados por David Church (sudafricano) y Fresha su mujer nigeriana con una cena inesperada incluido una cata de vinos sudafricanos.  Pasadas dos fronteras Gambio-Senegalesas pensábamos que todo era pan comido, pero estamos de aventura y algo tenía que ocurrir. Esta vez el problema lo tuve yo.

No sé si por el calor o por el meneillo en el ferry para cruzar el río Gambia, tuve una primera lipotimia en forma de no poder arrancar que fue resuelto con tracción humana. Después de otra tirada de kilómetros y ya en la ciudad senegalesa de Kaolack me día otra lipotimia que fue resuelta con otro empujón por parte de los nativos pero que dejó muy preocupados a mis acompañantes. Ahí me dí cuenta de lo importante que soy para ellos. El plan de emergencia se puso en marcha y con los recursos del africano contactamos  con Mr. Joseph en la ciudad de Thies, ya cerca de Dakar. Allí nos ofreció su casa y nos puso en contacto con un electricista que vendría hoy a reparar la avería. Para cuando ha venido,  el africano ya me ha metido mano (manode santo) y ya estoy otra vez en perfectas condiciones. Con estos da gusto viajar. Claro que entre tanto control, no perdemos el tiempo y hacemos inmersión en los sitios por los que pasamos. Buscamos bibendums y ya empiezan a aparecer. A imitación de la Casamance vamos a nombrar un rey (Un Rey León) del cual como veis en la foto ya tenemos incluso el trono. Segumos buscando súbditos……

002 006 014 037 013 041 045 059 080 066 061 088 095 107 DSCN0679 DSCN0669 121 DSCN0689 DSCN0709 DSCN0716

Anuncios

~ por juanmaindo en mayo 1, 2015.

3 comentarios to “bibemdun bila hamabi (12)”

  1. Ayer despedimos a Fito que os va muy ilusionado y confiado en vuestra experiencia. Atraído por vuestras aventuras le tranquiliza el arrojo que mostrais en salir a flote de las coyunturas más exasperantes. A nosotros nos asombra la propensión de esas culturas por expresarse a través del color en el vestir, en la decoración de las txalupas, los bibemdun o en la creación imaginativa de esos espíritus de los límites. Seguir gozando del viaje eta bezarkada handi bat. Elena-migel

  2. Se ve que podeis con todo, sois capaces de pasar dificultades y transformalas en situaciones hasta divertidas, de disfrutar y transmitir lo que veis como nadie .
    Ya sabeis aquello que dicen que “el sufrimiento es temporal, pero la gloria y el recuerdo son para siempre” . A seguir con la aventura !!!!!!.
    Un abrazo. Lupe

  3. Ya os echaba de menos. Este menda se ha dado un garbeo por los Picos de Europa, ya sé que no se le perece pero me pilla cerca.
    Se observa que entre los tres sabéis cuidaros muy bien, que manejáis muy bien los cinco sentidos y que si sumáis un poco de “morro” sorteáis cualquier incidencia que os surja hasta el punto de llevaros a la poli al huerto.
    Jarraitu horrela, zorte ona eta besarkada haundi bat.
    Alberto.

    Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden saber hasta dónde se puede ir. (T. S. Eliot.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: