aotearoa zazpi (7)

Después de una noche misteriosa salir de la garganta de Tangarakau añade todavía más misterio al observar una orografía irregular con una intrincada vegetación donde los helechos gigantes se esconden debajo de los los arboles más gigantes todavía.

Parece ser que la última persona que pasó por aqui no encontró la salida y tuvieron que organizar una expedición para encontrarla. La encontraron muerta y allí mismo la enterraron.

Curvas y más curvas de una pista-carretera hacen el viaje agobiante hasta llegar a Tahora done el paisaje se dulcifica.

Ahora hay que dirigirse a Taranaki pasando por la Republica Independiente de Whangamomona que sus ciudadanos exhiben con orgullo. Y aqui no han tenido que hacer ningún referéndum.

Para quitarse el olor a azufre lo mejor es viajar hasta la orilla del mar y que mejor sitio que New Plymouth en la costa del Mar de Tasmania.

La tropa se toma un pequeño descanso al lado del mar con un agradable paseo por su orilla y la dedicación de Alex a su actividad favorita de la bici de trial. Ha sido tan intensa y excitante que al final su tobillo derecho ha sufrido un esguince (?) y habrá que tener cuidado para lo que viene en los próximos días.

El volcán Taranaki también llamado Mount Egmont tiene 2518 ms. de altura y está rodeado de un anillo de carreteras de 25 Km de radio. Está situado en la parte más occidental de la isla norte. La carretera que bordea la costa es preciosa con granjas de ovejas, vacas y vicuñas(!!!!!) esparcidas entre un sin fin de pequeños conos volcánicos cubiertos de un verde tan bonito que a uno le entran las ganas de ser vaca.

Los neozelandeses tienen pinta de granjeros pero no todos lo son. No hay mas que acercarse a ellos para ver que hay maories y blancos. Son amables y comunicativos. Hay farmacéuticos, tenderos, peluqueros, como en cualquier otro sitio. Comer unos “fish and chips” o dejarse cortar el pelo permite intercambiar información y experiencias con ellos. Si además acabas comiendo unas hamburguesas o salmon en un típico pub-restaurante de un pueblo el día puede considerarse completo. La vista a Wanganui resulta interesante para conoce una ciudad típica con su arquitectura y sus aceras porticadas.

 

~ por juanmaindo en julio 4, 2017.

Una respuesta to “aotearoa zazpi (7)”

  1. Buff. Qué envidia!!! Aquí hoy un calorazo excesivo. La descripción es casi poética y la fotografía de lujo.

    Nuestras maletas maltrechas estaban apiladas en la acera nuevamente; teníamos mucho por recorrer. Pero no importaba, el camino es la vida”. (Jack Kerouac)

    Sé de la república independiente de Egia, esta otra me era desconocida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: